Carne cultivada in vitro: un futuro sostenible en alimentación

Dentro del ámbito de la carne cultivada in vitro, en AINIA están trabajando en un proyecto innovador denominado SMARTFARM. Uno de sus pilares fundamentales es el establecimiento de cultivos primarios y líneas celulares de vacuno a partir de biopsias animales. Esta fase implica la extracción y cultivo de células animales, con un enfoque específico en el tejido muscular y adiposo (grasa). Estas células servirán como la base para la producción de carne cultivada.

A través de la impresión 3D con carne cultivada, es posible lograr la textura y estructura deseada de la carne. El escalado de la producción es vital para la viabilidad de la carne cultivada in vitro a gran escala. La implementación de biorreactores permite aumentar la producción de carne cultivada de manera eficiente, controlada y reproducible.

Un desafío importante en la producción de carne cultivada es encontrar alternativas al suero bovino fetal utilizado comúnmente. En este proyecto, se busca la expresión de factores de crecimiento, ya que su incorporación en el medio de cultivo es esencial para reemplazar el suero bovino fetal. Esto permitiría una producción más ética y sostenible de carne cultivada, garantizando el crecimiento y desarrollo óptimo de las células. De esta forma, se alinea la tecnología con los principios de bienestar animal y producción alimentaria responsable.

Beneficios de la carne cultivada in vitro

Dentro del proyecto SMARTFARM, hay beneficios que contribuyen a un futuro sostenible. En primer lugar, reduce las emisiones de gases de efecto invernadero. Esta alternativa reduce de manera significativa la necesidad de tierra, agua y emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con la producción tradicional de carne.

Además, promueve el bienestar animal. Este enfoque innovador también promueve el bienestar animal al eliminar la cría y sacrificio de animales.  De este modo, responde a preocupaciones éticas y fomenta un sistema alimentario más compasivo.

En tercer lugar, disminuye el riesgo de enfermedades transmitidas por alimentos. Al producirse en ambientes controlados y sanitarios, disminuye considerablemente el riesgo de enfermedades transmitidas por alimentos. Garantiza así una alimentación más segura y saludable para la población.

Hacia la aprobación de la carne cultivada como Novel Food

Uno de los desafíos y requisitos clave para la comercialización exitosa de la carne cultivada in vitro es la obtención de la aprobación como Novel Food. La evaluación y aprobación de Novel Food son cruciales para garantizar la seguridad alimentaria y la conformidad con los estándares de calidad antes de que la carne cultivada pueda ser comercializada en la UE.

Fotos: AINIA.