desperdesperdicio alimentarioicio alimentario

Claves del proyecto de ley contra el desperdicio alimentario

El desperdicio alimentario sigue siendo un tema crucial en el ámbito social y económico, además de tener una grave implicación en las condiciones del entorno natural y el medio ambiente. Con la aprobación del proyecto de Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario, Bene Bono, startup que salva frutas y verduras ecológicas e imperfectas, analiza los puntos clave que marcarán, debido a esta la Ley, el rumbo del desperdicio alimentario.

En el mundo se desperdicia un 30 % de los alimentos que se producen, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). En este contexto, con este proyecto de ley, España se dota de un marco legal para prevenir pérdidas y controlar el desperdicio alimentario y contribuir a mitigar estos números, por el cual se establece que todos los agentes involucrados en la cadena alimentaria deberán contar, de forma obligatoria, con un plan de prevención de pérdidas y desperdicio.

Bene Bono, comprometida con la lucha anti-desperdicio alimentario desde su nacimiento en Francia, ha analizado algunos de los puntos que incluirá la Ley:

  • Productos imperfectos: dentro de las medidas incluidas sobre buenas prácticas, la Ley contempla que se incentive la comercialización de productos con fechas de caducidad próximas o de consumo preferente. Además, incluye la venta de productos imperfectos, de temporada y ecológicos. En esta línea, desde Bene Bono, mantienen su compromiso de dar una segunda vida a los alimentos que son rechazados por las grandes superficies, pero que están en perfectas condiciones para su consumo.
  • Prevención de pérdidas y despilfarro: se apunta a que la prioridad para prevenir las pérdidas sea siempre el consumo humano de los productos, lo que incluye que las empresas de hostelería tendrán que poner a disposición de los consumidores opciones para que se lleven los productos no consumidos. También, se contempla la donación, mediante convenios de colaboración, o la redistribución de alimentos. Así, se contribuye a la vez a satisfacer las necesidades alimentarias de la población más vulnerable. Por otro lado, para evitar el despilfarro, además del consumo se apunta a la transformación de los alimentos en otros subproductos como alimentos, zumos o piensos, siempre y cuando las condiciones para ello sean óptimas.
  • Optimización del trabajo y recursos naturales: otro de los objetivos de la norma pone el foco en la conservación de los recursos naturales, así como el correcto aprovechamiento de las prácticas tanto de producción como planificación y comercialización de los productos.
  • Concienciación: tras su tramitación parlamentaria, la ley pretende sensibilizar a la sociedad de la importancia que tiene el desperdicio alimentario en los diferentes ámbitos, de forma que las alarmantes cifras se reduzcan y las prácticas correctas queden integradas.

“Todavía queda mucho camino por recorrer respecto al desperdicio alimentario, además de diversos campos de mejora en los que promover el cambio de hábitos y la concienciación. Lo realmente importante es que estas medidas, una vez entre la Ley en vigor, se apliquen correctamente de forma que se alcance el efecto deseado”, indica Sven Ripoche, cofundador de Bene Bono.

 Más de 330 toneladas salvadas en cinco comunidades autónomas

Tras su llegada a Madrid, Bene Bono ha expandido durante este año de operaciones en España sus cestas de productos ecológicos a Barcelona, Valencia, Bilbao, Vitoria y Zaragoza, con una previsión de llegar a varias ciudades más durante 2024. De hecho, gracias a su actividad, ya son más de 330 las toneladas que han salvado desde su llegada a España, contribuyendo a una reducción de 99.000 kg de CO2 y ahorrando 165 millones de litros de agua.

”Desde Bene Bono apoyamos completamente este necesario proyecto de Ley, que se alinea con nuestra propuesta y compromiso por conseguir mitigar el desperdicio alimentario. Así, nos situamos al lado de la administración en una posición de completa colaboración para conseguir trabajar por este objetivo y concienciar de la necesidad de conseguir buenas prácticas contra la pérdida y desperdicio de alimentos”, concluye Ripoche.

 


residuos textiles

El 90 % de los residuos textiles en Cataluña acaba en vertederos o incineradoras

El 90 % de los residuos textiles municipales generados en Cataluña va a parar a vertederos o plantas incineradoras, según un estudio del ICTA-UAB,. Solo el 10 % de los residuos textiles se desechan de manera separada. En Cataluña, este porcentaje supuso la gestión de 18.630 toneladas de ropa y otros materiales textiles en 2020.

El informe, realizado por las investigadoras Gemma Morell, Laura Talens y Susana Toboso, aporta información sobre las actuales prácticas de gestión de los residuos textiles y cuantifica el impacto ambiental.

Aprovechar los residuos

Los resultados muestran que, del 10 % que sí que se recoge de forma separada a través de los contenedores especializados ubicados en la calle, los puntos limpios o la recogida puerta a puerta, el 80 % se recicla o reutiliza. Mayoritariamente a través de su venta a tiendas de segunda mano, mercadillos u otras industrias. La mitad se comercializa en Cataluña y España, mientras que la mitad restante se exporta a países de Asia, África y Europa.

“Pakistán es el principal destino de la ropa, seguido de los Emiratos Árabes Unidos, Suiza y el Camerún. Solo Pakistán importó durante el año 2020 3.500 toneladas de ropa usada procedente de Cataluña”, indica Gemma Morell, investigadora de la ICTA-UAB y primera autora del estudio. El 50 % de la ropa apta para reutilizar y reciclar se exporta a países de renta media o baja, donde se desconoce la finalidad.

El estudio analiza el comportamiento de la ciudadanía en cuanto a la separación de los residuos textiles. La ciudadanía asocia estos contenedores a fines caritativos. Cree que son solo para ropa en buen estado, por lo cual lleva la ropa en peores condiciones al punto verde o, sobre todo, la tira al contenedor gris. Los ciudadanos desconocen que toda la ropa depositada tanto en contenedores especializados como en los grises acaba en el mismo lugar, las empresas gestoras autorizadas, y que la ropa en peores condiciones también se puede aprovechar.

“Es verdad que una camiseta de algodón agujereada no se venderá en una tienda de segunda mano, es decir, no se reutilizará. Pero con esta camiseta quizás se puede hacer hilo reciclado para tejer una nueva pieza, es decir, se recicla. Y esto es mejor que tirar la camiseta vieja al contenedor gris, y que acabe directamente quemada o en un vertedero”, aclara.

Menos impacto ambiental

La investigación muestra que la recogida selectiva emite un 40 % menos de CO2 eq que la recogida no separada (con destino directo a vertederos e incineradoras). La huella de carbono generada por una tonelada de ropa gestionada mediante recogida no selectiva es de 353 kg de CO2 eq, una cifra muy superior a los 207 kg de CO2 eq generados por una tonelada de ropa recogida de manera selectiva.

Está prevista la entrada en vigor de una nueva normativa europea que obligará a la recogida separada del textil en los municipios. Esto obligará las instituciones a facilitar la recogida separada y a mejorar la ahora limitada capacidad de gestión de las empresas autorizadas.


residuos

Transformar residuos de frutas y arroz en materiales de packaging e ingredientes

El centro tecnológico ITENE ha desarrollado procesos biotecnológicos de valorización de residuos y subproductos agroalimentarios (naranja, piña y cascarilla de arroz) para obtener ácidos orgánicos, que pueden emplearse como aditivos en la industria alimentaria y cosmética y como monómeros en la producción de plásticos biodegradables para el sector de envase embalaje.

Estas investigaciones se han logrado en el marco del proyecto ESENCIAL 2023, financiado por la Conselleria de Conselleria de Innovación, Industria, Comercio y Turismo y la Estrategia de Especialización Inteligente de la Comunitat Valenciana S3-CV.

En concreto, se ha evaluado el potencial de diversos subproductos agroalimentarios para la generación de ácidos orgánicos de relevancia industrial. Específicamente, se optó por la piel de piña, la cascarilla de arroz y las pieles de naranja, debido a su rico contenido en nutrientes, favoreciendo el crecimiento de bacterias fermentativas y fomentando la innovación en procesos biotecnológicos en el contexto de la economía circular.

Así, en el marco del proyecto ESENCIAL, se han establecido procesos avanzados para la valorización de subproductos agroalimentarios con el propósito de generar ácidos orgánicos de gran calidad, incluidos el ácido láctico y el ácido succínico. Estos ácidos no solo encuentran aplicación en el sector del envase y embalaje, sino que también tienen relevancia en la industria cosmética. Específicamente, el ácido láctico y el ácido succínico sirven como materias primas para la producción de ácido poliláctico (PLA) y poli(butilen-succinato) (PBS), respectivamente.

En este sentido, el responsable del proyecto en ITENE, Enrique Cubas, ha detallado que “estos materiales emergen como esenciales en la industria del embalaje debido a su naturaleza biodegradable y compostable. Además, su demanda se eleva en el ámbito de los "cosméticos verdes", gracias a sus beneficiosas propiedades que incluyen acción exfoliante, antioxidante, antimicrobiana e hidratante, consolidándose como ingredientes sostenibles de gran valor”.

De los subproductos examinados, la piel de piña demostró un rendimiento excepcional, con una obtención de ácido láctico cercana al 80 %. Por otro lado, la cascarilla de arroz destacó al alcanzar un rendimiento aproximado del 90 % en la producción de ácido succínico.

La implementación de estos procesos en el sector industrial brinda una serie de ventajas estratégicas notables. Se destaca una mejora significativa en la gestión y disposición de biorresiduos, lo que se traduce en una reducción directa de los costes asociados. Además, se observa una disminución de los gastos en la fabricación de biopolímeros al adoptar hidrolizados de subproductos en lugar de técnicas convencionales.

Objetivos de la Ley de Residuos

Los avances biotecnológicos realizados por ITENE están alineados con sus investigaciones para generar recursos y materias primas desde desechos mediante la biotecnología. Esta iniciativa tiene como objetivo principal valorizar desechos y subproductos agrícolas para disminuir el impacto ambiental de estos residuos. Además, busca cumplir con las metas establecidas en la Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular para una Economía Circular. Esta ley promueve la separación de residuos y establece una meta de reducción del peso de desechos generados desde 2010, apuntando a una disminución del 13 % para 2025 y del 15 % para 2030.


SIGRE

Miguel Vega, nuevo director general de SIGRE

Los órganos de administración de SIGRE han nombrado a Miguel Vega como nuevo director general. Con esta decisión, que tiene efecto desde este mes de enero, SIGRE culmina el proceso de transición definido en su actual modelo de gobierno corporativo.

El nuevo responsable ha prestado sus servicios en SIGRE desde el inicio de las actividades de esta entidad en 2001. Ha desempeñado los cargos de director de Relaciones Institucionales y Comunicación, primero, y de subdirector general después, posición que venía ocupando desde enero de 2022.

En España, el Sistema SIGRE cuenta con un total de 326 compañías farmacéuticas, 22.100 farmacias y 143 almacenes de distribución repartidos por todo el territorio nacional.

Este nombramiento llega en un momento clave para SIGRE que, por una parte, deberá adaptar el sistema actual de gestión de los residuos de medicamentos de origen doméstico a la nueva normativa aprobada recientemente en materia de residuos de envases. Por otra, deberá ampliar su actividad para organizar a partir de 2025 la gestión medioambiental de los envases comerciales e industriales de medicamentos.

Miguel Vega es licenciado en Derecho por la Universidad de Alcalá (UAH) y cuenta con un Máster en Administración y Dirección de Empresas del Instituto de Empresa (IE), además de otros programas de desarrollo directivo centrados en política sanitaria, dirección de empresas farmacéuticas y farmacoeconomía.

SIGRE es la entidad sin ánimo de lucro encargada de garantizar la correcta gestión medioambiental de los envases y restos de medicamentos que se generan en los hogares.

Puesto en marcha en 2001, fruto de la colaboración entre la industria farmacéutica, las farmacias y las empresas de distribución farmacéutica, trabajamos para ser un modelo eficaz y eficiente.


residuos de vidrio

Santos Jorge y Eurecat crean un producto con residuos de vidrio

La empresa Santos Jorge, especializada en la gestión y tratamiento de vidrio reciclado, y el centro tecnológico Eurecat han desarrollado un nuevo proceso innovador de valorización de residuos de vidrio que terminaban en el vertedero. El objetivo era transformarlos en nuevos productos y aplicaciones disponibles en el mercado, como un sustituto en las arenas de los bunkers de golf.

Con el proyecto Cyclo-Vidre “hemos conseguido transformar productos de segunda y tercera calidad, que iban al vertedero, en un gran producto que se puede aprovechar en las arenas de los bunkers de golf, mediante cristal micronizado, de los que ya hay cinco en el club de golf La Roqueta”, añade el director general de Santos Jorge, Armand Sánchez Santos.

La innovación permite gestionar y reciclar hasta un 98 % de los envases de vidrio procedentes del uso doméstico. Se han validado a escala laboratorio "hasta cinco vías de nuevos productos de valor añadido viables a nivel técnico, económico y medioambiental”, explica la coordinadora del proyecto y jefe de la Línea de Residuos y Economía Circular de la Unidad de Residuos, Energía e Impacto Ambiental de Eurecat, Sandra Meca.

Economía circular

“El creciente coste de la disposición de residuos en vertederos, así como el aumento del precio de las materias primas hace que el aprovechamiento circular de residuos y subproductos sea cada vez más clave para la competitividad de las empresas”, afirma el jefe de Desarrollo de Negocio del equipo de Ciudades e Industrias Verdes de Eurecat, Jesús Boschmonart.

De acuerdo con el director de la Unidad de Residuos, Energía e Impacto Ambiental de Eurecat, Frederic Clarens, “la innovación puede impactar en varios sectores". Las aplicaciones generadas van desde material para filtros de agua para piscinas o para aguas potables, hasta su uso como carga para dar prestaciones técnicas a materiales compuestos. O como materiales de abrasión para procesos productivos.

El proyecto ha contado con el apoyo del programa Núcleos de I+D Empresarial para proyectos de economía circular en el ámbito de los residuos que impulsan ACCIÓ y la Agencia de Residuos de Catalunya del Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural.


papel reciclado

Desarrollo de un proceso avanzado de descontaminación de papel reciclado

El centro tecnológico ITENE ha logrado obtener un biopolímero de origen microbiano mediante la valorización de residuos de naranja y ha desarrollado un proceso avanzado de descontaminación de papel reciclado para mejorar su aplicación en packaging alimentario.

En el marco del proyecto VALOCEL, ITENE ha desarrollado nuevas tecnologías para la producción y reciclado de productos celulósicos, mediante la fabricación de celulosa bacteriana y la eliminación de aceites minerales. Este proyecto (2022-2023) está financiado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) con fondos Feder,

En concreto, ha optimizado un proceso de producción de celulosa bacteriana a partir de residuos de naranja para permitir la introducción en el mercado de este biopolímero en sectores industriales como la industria papelera, la cosmética, la alimentaria y la droguería. Además, ha desarrollado un innovador proceso para eliminar contaminantes presentes en papel reciclado para facilitar su utilización en envases u otras aplicaciones en contacto con alimentos..

Se han hidrolizado pieles de naranja, es decir, se han extraído sus azúcares de segunda generación para obtener un caldo enriquecido en azúcares como fuente nutritiva. Una vez consumido por microorganismos específicos, permite obtener celulosa bacteriana.

Recuperación de papel reciclado

Por otro lado, el responsable del proyecto en ITENE, César Aliaga, ha detallado que también se han centrado en la eliminación de sustancias no adecuadas para el contacto con alimentos que pueden suponer un riesgo para la salud humana. Así como que pueden limitar el empleo de materiales celulósicos recuperados en determinadas aplicaciones de alto valor añadido, como envases alimentarios. Esta eliminación se ha realizado en el mismo proceso de reciclado.

Para ello, César Aliaga ha indicado que “se ha desarrollado un proceso para descontaminar el papel recuperado de aceites minerales, contaminantes que pueden aparecer durante el proceso de reciclado”.Consiste en la aplicación de perlas poliméricas a los residuos de papel durante el reciclado. Una vez introducidas, estas perlas poliméricas logran adsorber los aceites minerales alcanzando unos valores de eficiencia superiores al 99 %.

Además, estas investigaciones se enmarcan en el trabajo realizado por ITENE para obtener biopolímeros sostenibles materiales reciclados de base celulósica, con propiedades avanzadas que cumplan con los requisitos de calidad demandados por la industria. Así como para desarrollar y adaptar tecnologías que permitan mejorar los procesos de reciclado de materiales celulósicos.

Pie de foto: Papel contaminado (izquierda) y papel descontaminado (derecha) mediante el proceso desarrollado por ITENE en el proyecto VALOCEL. Foto: ITENE.


residuos de plásticos

Nuevo proceso de clasificación automática de residuos de plásticos bromados

El Centro Tecnológico GAIKER ha participado durante los últimos cuatro años en el proyecto europeo CREATOR, que sienta las bases tecnológicas de un nuevo proceso de clasificación automática de residuos plásticos.

GAIKER, miembro de Basque Research & Technology Alliance, BRTA, es experto en materia de identificación y separación automática de materiales basada en sensórica avanzada. El centro ha trabajado en la primera etapa sobre tratamiento de residuos del proyecto, que ahora se acaba. La  finalidad era identificar y clasificar en línea residuos plásticos con aditivos bromados mediante espectroscopia de plasma inducido por láser (LIBS).

Resultados satisfactorios

Los resultados alcanzados han sido satisfactorios. Se han logrado sentar las bases tecnológicas de desarrollo de nuevos procesos de clasificación orientados a mejorar la gestión de los residuos plásticos con aditivos ignifugantes bromados.

Además, con estos desarrollos se pretende facilitar a los gestores de residuos el cumplimiento de la legislación vigente en materia de separación de plásticos con sustancias catalogadas como contaminantes orgánicos persistentes. Los materiales con esas sustancias, cuando acaba su vida útil, deben someterse a esquemas de tratamiento y valorización adecuados. Así, se posibilita una correcta separación para su gestión diferenciada y medioambientalmente adecuada.

El proyecto europeo CREATOR

El proyecto CREATOR surge con el objetivo de desarrollar soluciones tecnológicas innovadoras y viables desde una perspectiva técnica, económica y medioambiental. La finalidad es, por un lado, mejorar la recogida, tratamiento y recuperación de los plásticos contenidos en corrientes residuales complejas. Son, por ejemplo, los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos de construcción y demolición y de aviación. Por otro lado, para fomentar la economía circular, potenciando su circularidad como nuevas materias primas secundarias en aplicaciones para los sectores de automoción, construcción y aeronáutica.

Enmarcado dentro del programa de investigación y desarrollo Horizonte 2020 de la Comisión Europea, este proyecto, cuenta con la participación de entidades de siete países de la U.E. Ha trabajado en el desarrollo de innovaciones en los ámbitos de la recogida y clasificación de plásticos de corrientes residuales. También, en la retirada de aditivos ignifugantes bromados y en la reformulación y producción de plásticos reciclados de calidad para su reincorporación a la cadena de valor.

 

Más información sobre el proyecto:


energia limpia

Transformar los residuos en energía limpia

Transformar los residuos orgánicos en energía limpia es el principal objetivo de Miogas, una empresa española que vende e instala equipos de producción de biogás para autoconsumo.

La ingeniera Lucía Suárez Bonet es la CEO y fundadora de Miogas. La idea surgió al conocer una tecnología durante la carrera en un curso con Ingeniería Sin Fronteras: biodigestores donde transformar residuos orgánicos en gas renovable y fertilizante. Convertir “basura” en energía limpia, cerrando el ciclo orgánico, permite a las personas producir su propio gas y evitar la emisión de gases de efecto invernadero.

¿Qué es un biodigestor?

Un biodigestor es un equipo donde se transforman los residuos orgánicos en biogás y fertilizante.

Así, se obtienen numerosos beneficios. Un biodigestor doméstico genera hasta 2 horas diarias de biogás para cocinar y produce biofertilizante rico para un crecimiento saludable de las plantas. Además, recicla hasta 6L de restos de cocina al día. También evita la emisión de 6 toneladas de CO2 y ahorra hasta 320€ en gas cada año. Estos beneficios, en el caso de biodigestores para pequeños negocios, según el modelo, se multiplican, de forma que se generan de 6 a 12 horas diarias de biogás para cocinar, se reciclan de 12L a 18L de restos de cocina al día o de 25L a 36L de estiércol animal. O se evitan la emisión de 12 a 18 toneladas de CO2 al año.

En cuanto a la amortización, el plazo medio de amortización de un biodigestor es de 3 años. Su uso supone cerrar el ciclo orgánico, reducir las emisiones de gas metano y producir un fertilizante que respeta la vida del suelo.


Ellen MacArthur Foundation

Ellen MacArthur Foundation colaborará con WRAP y WEF contra la contaminación por plásticos

Ellen MacArthur Foundation colaborará con la Asociación de Acción por el Plástico Global (GPAP) del Foro Económico Mundial (WEF) y la ONG internacional de acción climática WRAP para hacer frente a la contaminación por plásticos. Después de estar llevando a cabo individualmente iniciativas a nivel nacional para abordar la contaminación plástica desde 2018, que implican a más de veinte países, ahora van a colaborar más estrechamente, compartiendo aprendizajes y mejores prácticas en toda su red de manera regular.

Esta iniciativa ayudará a preparar el cambio en la manera en que se produce y usa el plástico, que se espera que ocurra con la ratificación de leyes para acabar con la contaminación plástica a mediados de 2025.  Las negociaciones para el Tratado Global de Plásticos comenzaron en noviembre pasado y se prevé que generen medidas drásticas para evaluar el uso de plástico y diseñar vías para abordar la contaminación.

La situación actual

Actualmente hay trece Pactos de Plásticos en todo el mundo: ANZPAC (Australia, Nueva Zelanda e Islas del Pacífico), Canadá, Chile, Europa, Francia, India, Kenia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Sudáfrica, Reino Unido y Estados Unidos, y un nuevo Pacto en desarrollo en Colombia. Además, existen acuerdos, National Plastic Action Partnerships, (desarrollados por el Foro Económico Mundial bajo el proyecto GPAP) en Indonesia, Vietnam, Pakistán, Maharashtra (India), Nigeria, Ghana, Ecuador, Sudáfrica y Ciudad de México (México).


Clúster de Residuos de Cataluña

Se presenta el Clúster de Residuos de Cataluña

El Clúster de Residuos de Cataluña es una iniciativa promovida conjuntamente por la Agència de Residus de Catalunya y ACCIÓ, que tiene como objetivo agrupar empresas y agentes del entorno de toda la cadena de valor del sector. Es decir, aúna a todos los actores implicados, desde el origen del residuo, pasando por su gestión (recogida, clasificación, tratamiento y valorización) y llegando hasta su final de ciclo de vida o al cliente final de la materia prima secundaria.

El Clúster se presentó el miércoles en el Cosmocaixa de Barcelona, en un acto que contó con la presencia de la consejera de Acción Climàtica, Alimentación y Agenda Rural, Teresa Jordà, acompañada por el secretario de Empresa y Competitividad y consejero delegado de ACCIÓ, Albert Castellanos, además de representantes de las principales empresas y agentes del sector.

El sector en Cataluña

El sector de los residuos está formado en Cataluña por 693 empresas que facturan 10.000 millones de euros y reúnen unos 41.000 trabajadores. La mayoría de estas empresas, un 86 %, son operadores de residuos, pero estos cifras también incluyen productores de bienes de equipo y tecnologías de tratamiento, construcción de infraestructuras e instalaciones, consultoría, ingeniería y control y análisis.


Recircular lanza el sello ‘Empresa Recircular’.

Recircular lanza el sello ‘Empresa Recircular’

Recircular lanza el sello ‘Empresa Recircular’. Este distintivo premia y da visibilidad a las empresas más activas en su plataforma digital; compañías que demuestran un interés real por el cambio circular y que apuestan por él; organizaciones con un claro enfoque en dar una segunda vida a sus residuos y recursos; empresas que ven en los residuos una forma de satisfacer sus necesidades de materias primas, y organizaciones que generan un mayor impacto ambiental a partir de sus valorizaciones de recursos, priorizando la reutilización y las distancias cortas, entre otros.

Con el lanzamiento del sello, Recircular pretende continuar incentivando la apuesta de las empresas por la economía circular y, más concretamente, por la valorización de recursos a través de su plataforma digital.

Lezama Demoliciones ha sido la primera empresa receptora del sello ‘Empresa Recircular’, con la que colabora desde hace más de un año en sus desmantelamientos sostenibles de centrales térmicas.

El nuevo sello de Recircular se entregará de manera recurrente, inicialmente cada mes, a las empresas más activas en materia de valorización de recursos y de generación de impacto. Posteriormente, desarrollará un modelo de niveles, de manera que las empresas pasarán de un nivel a otro en función de los resultados conseguidos en dichas materias.

 


Gravity Wave gana el Gran Galardón de Marcas que Enamoran

Gravity Wave  gana el Gran Galardón de Marcas que Enamoran 2022. Este premio es la categoría más importante de los Premios Internacionales Marcas que Enamoran. Reconoce a la empresa, institución o persona que ha destacado sobre el resto de candidaturas por su valor fundamental e incuestionable como motor de crecimiento, transformación humana y adaptación a entornos cambiantes.  Además, premia el impacto positivo de las acciones de marketing y comunicación que realiza, cuidando la coherencia entre su propósito y sus hechos.

En noviembre de 2019 nació la idea de crear un proyecto de emprendimiento social para generar un impacto positivo en el planeta, que  fue el comienzo de Gravity Wave. Defienden el mar y sus ecosistemas,  retirando los residuos plásticos del mar y las redes de pesca abandonadas que afectan a la flora y fauna marina. La limpieza del mar es posible gracias a Enaleia, sus partners en Grecia.

Gran parte de su objetivo es transformar el 100 % de los residuos plásticos recogidos del Mediterráneo en muebles y productos sostenibles, para lo que unieron con CMPlastik y trabajaron en la fabricación de materiales sostenibles y el desarrollo de piezas únicas.

Foto: Gravity Wave.


Rosa Trigo, nueva CEO de Ecoembes

Rosa Trigo, nueva CEO de Ecoembes

El Consejo de Administración de Ecoembes ha nombrado a Rosa Trigo como nueva CEO de Ecoembes, decisión efectiva partir del día 1 de enero de 2023. Sustituirá a Oscar Martín, que ha comunicado dejar la compañía por motivos personales.

Rosa Trigo ocupaba la dirección de técnica y de innovación de Ecoembes, tras una trayectoria siempre vinculada a la gestión de los residuos. Licenciada y Doctora en Ciencias Químicas, PDG por el IESE y Programa Adeca en San Telmo Business School, ha desarrollado la mayor parte de su carrera en Ecoembes, donde lleva 25 años.

Con una larga experiencia en la gestión de los residuos, Óscar Martín ha dedicado también 25 años de su trayectoria profesional a Ecoembes. También ocupaba el puesto de presidente de la organización europea EXPRA que agrupa a sistemas de 28 países.


crece la concienciación de los consumidores por la prevención del desperdicio alimentario

Crece la concienciación de los consumidores por la prevención del desperdicio alimentario

Según los datos del último barómetro de AECOC Shopperview, crece la concienciación de los consumidores por la prevención del desperdicio alimentario. En concreto, el 71 % de los consumidores ajusta sus hábitos de compra y toma medidas para reducir el desperdicio alimentario en su hogar.

Los datos de Shopperview también muestran que el 66 % de los consumidores afirman estar preocupados con los aspectos relacionados con el medioambiente y casi la mitad piensa que puede marcar la diferencia a través de acciones cotidianas, como hacer la compra. Hasta un 37 % de la población prioriza las marcas que consideran comprometidas con los aspectos medioambientales.

Además, el 30 % de los usuarios utiliza aplicaciones para la reducción de residuos alimentarios en la restauración y la distribución -como Phenix o Too Good to Go. Un porcentaje que duplica las cifras registradas en 2019, justo antes de la pandemia.

10º Punto de Encuentro contra el Desperdicio Alimentario
El pasado jueves, AECOC organizó el 10º Punto de Encuentro contra el Desperdicio Alimentario en el CaixaForum de Madrid. Durante el evento, la directora de I+D+i de La Unión, Nuria García, ha presentado el proyecto Vegepack, con el que la compañía hortofrutícola de Almería está desarrollando envases compostables con propiedades antimicrobiana, antifúngicas y antigerminativas que permiten alargar la vida útil de los productos.

El encuentro reunió también en una mesa de debate a directivos de Grupo Más, Fundación Alimerka y Fundación Dinosol, que explicaron sus estrategias para la prevención del desperdicio y la valorización de excedentes alimentarios.

Actualmente, Grupo Mas apuesta por la inversión en tecnología y trazabilidad para ajustar la demanda de productos, mejorar la previsión y por la compra de temporada y proximidad para prevenir la pérdida de alimentos. La compañía también trabaja con diferentes entidades para coordinar las donaciones de excedentes y tiene proyectos con compañías como Too Good to Go, con la que ha “salvado” 34.000 packs de comida.

La empresa canaria Dinosol, por su parte, conecta sus 58 tiendas en las islas con 21 entidades sociales, en las que cada día dona alimentos para dar servicio a 6.000 personas. Además, cuenta con proyectos de concienciación en los colegios de las islas para la prevención del desperdicio en el hogar.

Finalmente, Alimerka inauguró hace 14 años su proyecto ‘Alimentos sin desperdicio’, que ha profesionalizado la donación de alimentos. Hoy, el 85% de las tiendas del grupo donan diariamente excedentes alimentarios a 68 entidades sociales.

El evento dio a conocer también el proyecto Foodback de Mercabarna, que aporta 1,5 millones de quilos donados a bancos de alimentos y trabaja la inserción social de personas en riesgo de exclusión, y el proyecto de la startup Oreka, que se encarga de todos los procesos de control y transporte de los excedentes procedentes de la restauración colectiva hacia entidades sociales para garantizar la seguridad alimentaria.

V Semana contra el Desperdicio Alimentario
Entre el 26 de septiembre y el 2 de octubre AECOC organizó la V Semana contra el Desperdicio Alimentario, que anima a empresas, instituciones y al sector hostelero a realizar acciones destinadas a sensibilizar a la población sobre la necesidad de aprovechar y poner en valor los alimentos.

Durante la semana, diversas cadenas alimentarias colocaron en sus establecimientos cartelería con mensajes de la campaña ‘La Alimentación no tiene desperdicio’ y ofrecieron consejos de aprovechamiento a los consumidores. AECOC invitó a los ayuntamientos de todo el estado a participar en la Marea Verde contra el Desperdicio Alimentario compartiendo en sus redes sociales mensajes relacionados con la necesidad y los beneficios de aprovechar los alimentos.

Desde 2012 AECOC coordina la iniciativa ‘La alimentación no tiene desperdicio’, que en la actualidad reúne a más de 700 empresas de la industria y la distribución que trabajan en el impulso de proyectos destinados a reducir la generación de residuos alimentarios en el sector.


ULYSSE NARDIN SE ASOCIA CON PLASTIC ODYSSEY

Ulysse Nardin se asocia con Plastic Odyssey

Ulysse Nardin se asocia con Plastic Odyssey, un proyecto que tiene como objetivo reducir la contaminación plástica en los océanos.

El barco Plastic Odyssey, que partirá del puerto de Marsella el 1 de octubre de 2022 en una travesía de tres años, recorrerá 40.000 millas náuticas y hará 30 escalas en los países más afectados por la contaminación plástica. Plastic Odyssey comenzará su misión en las ciudades costeras del Mediterráneo antes de zarpar hacia África Occidental, América Latina, Asia-Pacífico y, finalmente, África Oriental.

“Hoy en día, aunque el sector del reciclaje de plásticos existe, el conocimiento está en manos de unos pocos fabricantes y las soluciones no son accesibles a todos. El desafío de Plastic Odyssey es identificar innovaciones simples y económicas que puedan introducirse, y mejorarse para que puedan desarrollarse y ponerse a disposición de manera gratuita del mayor número posible de personas”, dice Simon Bernard, CEO de Plastic Odyssey.

“Plastic Odyssey ha examinado y desbloqueado los problemas relacionados con la contaminación plástica en nuestros océanos. Su deseo de compartir en sistema abierto sus inventos y conocimientos con todo el mundo demuestra una gran generosidad y un deseo genuino de proteger nuestro planeta”, afirma Patrick Pruniaux, presidente y CEO de Ulysse Nardin.

Desde su fundación en 1846, Ulysse Nardin ha fomentado estrechos vínculos con el mundo marino y se ha implicado activamente en su protección. El pasado mes de mayo, comercializó el primer reloj Diver reciclado a partir de redes de pesca, que simboliza su compromiso con la protección de los océanos.

 


AECOC desperdicio alimenticio

10º Punto de Encuentro contra el Desperdicio Alimentario

AECOC celebrará el 10º Punto de Encuentro contra el Desperdicio Alimentario, que homenajeará a las 100 primeras empresas participantes del proyecto ‘La Alimentación No Tiene Desperdicio’. El evento tendrá lugar el próximo 29 de septiembre en el CaixaForum Madrid. Reunirá a empresas del gran consumo, restauración e instituciones públicas para conocer algunas de las iniciativas más innovadoras en la prevención y gestión del desperdicio alimentario.

Coincidiendo con el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, AECOC reconocerá a las  empresas que ya llevan 10 años adheridas al  proyecto ‘La Alimentación No Tiene Desperdicio’. Hoy, la iniciativa cuenta con más de 700 compañías implicadas que, gracias a sus planes de actuación, han reducido la tasa de pérdida de alimentos derivada de su actividad de un 1,7% a un 0,68%.

En el encuentro, se celebrará una misma redonda a cadenas de la distribución alimentaria, como Grupo Mas y Dinosol, para examinar los avances del sector en la prevención y reducción del desperdicio alimentario generado con su actividad.

También se dará a conocer los resultados del proyecto contra el desperdicio alimentario de la Fundación Vasca para la seguridad alimentaria (ELIKA), que ha desarrollado un método de medición de la pérdida de alimentos en todos los eslabones de la cadena y ha impulsado su estrategia de prevención basada en las 4R: reducción, reutilización, redistribución y revalorización.  Otra iniciativa es el proyecto Biovege, desarrollado por la empresa hortofrutícola La Unión, que destina los residuos generados en su actividad para crear plásticos y mallas biodegradables.

Asimismo, el evento analizará los resultados de los proyectos que tienen como objetivo la distribución de alimentos entre  la población vulnerable. Mercabarna presentará el programa Foodback, que evita la pérdida de alimentos con su redistribución a personas en situación de vulnerabilidad. Por su parte, la empresa Oreka colabora con Bancos de Alimentos para la redistribución efectiva y con garantías de los excedentes de bares y restaurantes.

El 10º Punto de Encuentro contra el Desperdicio Alimentario de AECOC se celebrará en el marco de la V Semana contra el Desperdicio Alimentario, que anima a empresas, instituciones y al sector hostelero a realizar acciones destinadas a sensibilizar a la población sobre la necesidad de aprovechar y poner en valor los alimentos.

 


AINIA diseña un envase cosmético a partir de residuos orgánicos

AINIA diseña un envase cosmético a partir de residuos orgánicos

Investigadores del centro tecnológico AINIA han desarrollado un envase cosmético producido con un bioplástico obtenido de residuos sólidos urbanos.

La producción de este bioplástico se ha conseguido mediante dos procesos biológicos: un primer proceso fermentativo sin oxígeno, que permite transformar los residuos orgánicos en sustancias volátiles (AGV´s), y un segundo en el que esas sustancias han sido transformadas por microorganismos en un biopolímero.

La integración de estos dos bioprocesos permite la revalorización de los residuos, al tiempo reduce los costes de fabricación del biopolímero.

Con el biopolímero obtenido se han realizado varios prototipos de envase para productos cosméticos que han sido testados por las empresas cosméticas Walla (Alemania) y Welleda (Suiza).

Este bioplástico es uno de los resultados obtenidos en el marco del proyecto europeo URBIOFIN, que estudia la viabilidad tecno-económica y medioambiental de una biorrefinería para revalorizar residuos urbanos orgánicos y convertirlos en bioproductos, para su producción a escala semiindustrial. Los resultados han sido validados mediante un análisis medioambiental en el que se ha demostrado la sostenibilidad del proceso.


Miteco

Reciclado de perchas para una economía circular

El proyecto “Las vidas de una percha”, elaborado por Acteco, empresa dedicada a la gestión integral, recuperación y valorización de residuos industriales, en colaboración con Inditex Group, permite que las perchas se reciclen y tengan una nueva vida. Su objetivo es la creación de un modelo de circularidad exportable a todo el sector textil mediante el cual todos los residuos generados en la distribución se separan y se envían para reutilizarse o reciclarse.

Este proyecto utiliza residuos de perchas para fabricar de nuevo perchas a través de procesos circulares repetitivos, por lo que son recicladas varias veces.

Mediante la logística inversa de Inditex, todas las perchas de las tiendas del Grupo Inditex llegan a las plantas de Acteco, donde se descargan y dividen por tipo de producto y utilidad, separando el residuo textil de las perchas por tipo de polímero y reutilizando aquellas que su estado lo permite. Las que no son aptas para su reutilización son enviadas a reciclado. Tras este proceso de reciclado, se obtiene una materia prima secundaria de alta calidad que se usa para fabricar de nuevo este producto y que se emplea para el mismo uso.

Este proyecto ha sido seleccionado como ejemplo de buenas prácticas en materia de Economía Circular para el primer Catálogo de Buenas Prácticas en Economía Circular (BPEC) impulsado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Este catálogo, donde se han recopilado un total de 42 buenas prácticas a nivel nacional, pretende visibilizar y otorgar protagonismo a las empresas en España que luchan cada día por hacer de la Economía Circular una realidad, así como crear un espacio de colaboración que impulse el avance integral de las cadenas de valor.


Humana

Humana recupera más 18.000 toneladas de textil usado en España

Humana Fundación Pueblo para Pueblo recuperó en 2021 un total de 18.313 toneladas de textil usado para darles una segunda vida con un beneficio ambiental y social.

Desde hace 35 años, Humana apuesta por la reutilización del textil, clave para la economía circular. El residuo textil (ropa, calzado, complementos y textil de hogar) se deposita en los 5.000 contenedores situados en la vía pública, gracias a acuerdos con ayuntamientos, entidades y empresas privadas, o bien en las tiendas de moda segunda mano de la Fundación.

Las toneladas recuperadas equivalen a 74 millones de prendas que son clasificadas en las plantas de preparación para la reutilización que Humana tiene en Leganés (Madrid) y L’Ametlla del Vallès (Barcelona). El 50 % se puede reutilizar y más del 35 %, reciclar.

El 4 0% de la ropa que una persona tiene en su armario no se utiliza en todo un año y se calcula que cada ciudadano desecha entre 20 y 30 kg de textil anualmente. Según los informes más recientes, en España se genera anualmente más de un millón de toneladas de residuos textiles, pero se recogen solo 110.000 toneladas.