FAO y FIDA inician un programa de transformación de sistemas agroalimentarios

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) inician un programa de transformación de sistemas agroalimentarios con una inversión de 230 millones de dólares.

El objetivo es apoyar a los países a transformar sus sistemas agroalimentarios “para que sean más sostenibles y aporten beneficios medioambientales globales en la conservación de la biodiversidad, la lucha contra la degradación de la tierra, la mitigación y adaptación al cambio climático y la contribución a la seguridad alimentaria nacional”.

La propuesta viene del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) que es una asociación creada en 1992 para apoyar el cambio hacia una producción sostenible y positiva para la naturaleza y cadenas de valor eficientes para los cultivos, los productos básicos, la ganadería y la acuicultura. En la actualidad, el FMAM agrupa a 183 países, instituciones internacionales, organizaciones de la sociedad civil y el sector privado.

Los sistemas agroalimentarios que no son sostenibles degradan en todo el mundo un tercio de las tierras agrícolas, contribuyen en un 30 % a las emisiones de gases de efecto invernadero y consumen el 70 % de las aguas subterráneas.