Gaiker trabaja en el desarrollo de tecnologías innovadoras de biorremediación

Gaiker participa en el proyecto europeo Symbiorem, que tiene el objetivo de investigar y desarrollar una variedad de tecnologías innovadoras de biorremediación y de analizar la eficiencia del tratamiento, utilizando combinaciones integradas de dos o más tecnologías.

La finalidad es mejorar la eficacia, sostenibilidad, circularidad y la rentabilidad de las estrategias de biorremediación y revitalización de suelos, sedimentos, aguas superficiales y subterráneas.

La contaminación de suelos, sedimentos y agua es un problema que afecta a la calidad de vida, salud humana y medio ambiente. Para solventarlo existen diferentes tratamientos, entre ellos la biorremediación, que es una técnica sostenible y ecológica que, mediante microorganismos, plantas y animales ayuda a revitalizar los ecosistemas.

El Centro Tecnológico Gaiker, miembro de Basque Research & Technology Alliance, BRTA, coordina el paquete de trabajo dedicado al desarrollo de estrategias de biorremediación y recuperación aplicadas a suelos contaminados. Trabajará en el aislamiento de microorganismos autóctonos degradadores de hidrocarburos y en la evaluación de las propiedades remediadoras de los microorganismos aislados. También participará en el diseño desarrollo y optimización de tratamientos de bioestimulación y de bioaumentación celular.

Combatir la polución

La polución es un problema mundial que requiere esfuerzos coordinados y conjuntos para su prevención y solución. Actualmente, para restaurar los ecosistemas, ya se emplean estrategias de biorremediación pero utilizan una sola tecnología, lo que tampoco es eficaz en emplazamientos con contaminaciones complejas. Por ello, en el proyecto europeo Symbiorem se está estudiando conjugar el uso de dos o más tecnologías.

En esta investigación se introduce el concepto de sistema de biorremediación circular y se está trabajando en el desarrollo de doce nuevas tecnologías basadas en el uso de microorganismos, microbiomas, enzimas, hongos, plantas y animales acuáticos seleccionados para tratar ocho tipos de contaminación simple y mixta, entre ellos los contaminantes más comunes del suelo y de las aguas como son los metales pesados, aceite mineral, hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH) e hidrocarburos aromáticos volátiles (VAH).

Asimismo, Gaiker abordará la tarea de bioaumentación genética, con el estudio de modificación de microorganismos para mejorar las rutas metabólicas de degradación de hidrocarburos a la vez que se les concederán propiedades auxotróficas para incrementar la seguridad de su aplicación en entornos naturales.

Financiado por el programa Horizonte Europa de la Unión Europea y coordinado por la Universidad del País Vasco, este proyecto finalizará en 2026.