Inteligencia Artificial 4.0 aplicada al agua

La Inteligencia Artificial 4.0 aplicada al agua es una tecnología clave en la gestión del ciclo integral del agua, como herramienta para la anticipación y la toma de decisiones informadas. Entre otros, ante los efectos del cambio climático, como la sequía y el riesgo de inundaciones, el incremento y desequilibrio de la demanda de agua y el envejecimiento del parque de infraestructuras.

Así lo recoge elLibro blanco sobre la Inteligencia Artificial aplicada al Agua’, presentado por el Centre of Innovation for Data Tech and Artificial Intelligence (CIDAI). Entre las oportunidades de la IA en la gestión de infraestructuras hídricas, apunta a la modelización mediante la creación de gemelos digitales. Estos “gemelos” permitirían tener una réplica virtual de los sistemas reales para realizar simulaciones y reducir costes. También remite al uso de inteligencia artificial como herramienta de apoyo a la toma de decisiones, mediante diferentes técnicas. Así como a la gestión inteligente de inversiones en infraestructuras, a partir del impulso de la Internet de las Cosas y el análisis de datos con Big Data e IA, y la seguridad y gobernanza con el uso de blockchain.

Por otro lado, el estudio destaca las oportunidades de la inteligencia artificial en la captación y almacenamiento de agua, para su predicción y planificación. En el agua para la agricultura, permite la teledetección del estado de los cultivos y la optimización de los recursos. Esto sucede igual en el proceso de potabilización, distribución, consumo urbano y saneamiento.

Ventajas de la IA

“Las tecnologías basadas en los datos y la IA facilitan un vector de transformación de alto potencial en todo el ciclo del agua. Gracias a estas tecnologías, se puede mejorar la gestión del agua desde una perspectiva de desarrollo sostenible e inteligente”, afirma Lluís Juncà, director general de Innovación, Economía Digital y Emprendimiento de la Generalitat de Catalunya.

De acuerdo con el director del CIDAI y del Área Digital del centro tecnológico Eurecat, Joan Mas, “la situación de estrés hídrico que nos está trayendo el cambio climático espolea el desarrollo de tecnologías de diferente naturaleza, para mantener la disponibilidad de agua que necesita nuestra sociedad. Y es en este contexto en el que el uso de tecnologías de base digital y, en particular, la inteligencia artificial puede contribuir a una gestión racional de este recurso”.

La IA, palanca de transformación transversal

“La digitalización y la inteligencia artificial son una palanca de transformación transversal de todo el ciclo del agua que nos debe permitir aumentar su gobernanza y transparencia, a la vez que mejorar su eficiencia de gestión e integrar las nuevas tecnologías”, explica el adjunto a la Gerencia para la Coordinación de Proyectos Transversales y Fondos Europeos de la Agència Catalana de l’Aigua, Josep M. Sangrà.

El manager del CIDAI, Marco Orellana, destaca también “la importancia de asegurar la fiabilidad y la calidad de los datos recogidos para una toma de decisiones precisa”, así como “fomentar la digitalización del sector y hacer esfuerzos para la compartición de datos entre los distintos actores del ecosistema del agua”.

El libro blanco recoge datos sobre el alcance del sector del agua en Catalunya. En la actualidad, está formado por 505 empresas que suponen un volumen de negocio de 5.010 millones de euros. Esta cifra representa el 2,1 % del PIB catalán.

Se puede consultar el ‘Libro blanco sobre la Inteligencia Artificial aplicada al Agua’ aquí