Nueva planta piloto de Gaiker de reciclado químico

El Centro Tecnológico Gaiker, miembro de Basque Research & Technology Alliance (BRTA), junto a la empresa suiza POLYMETRIX AG, han desarrollado una tecnología y construido una nueva planta piloto para el reciclado químico de residuos de PET.

Este equipo posee un reactor químico de 150 L y una serie de etapas de post-tratamiento y purificación en discontinuo y en continuo. Esto le permite producir monómeros químicos de alta pureza, válidos para la síntesis de nuevo PET, incluso de grado alimentario. También, otros productos de alto valor añadido como resinas de PU, de poliéster insaturado, de pinturas, etc. Así, puede dar respuesta a las necesidades de diferentes sectores como el del reciclaje de residuos plásticos, la petroquímica y la síntesis de polímeros, mientras promueve la economía circular.

Gracias a esta planta, Gaiker puede evaluar la aptitud de los residuos de PET complejo para la producción de monómeros químicos de alta pureza y definir las bases de diseño para plantas industriales de tratamiento de estos residuos. Además, puede generar muestras de los diversos flujos del proceso para las diferentes etapas que permiten definir los parámetros de escalado y de calidad en cada una de ellas.

Empresas vascas y nacionales eligen a GAIKER como su agente tecnológico

La filial en el sur de Europa de la empresa multinacional Trienekens, pionera en el campo de la gestión integral de residuos, ha elegido a Gaiker como su agente tecnológico en varios proyectos de I+D en los que ha trabajado durante los últimos años.

Actualmente, trabajan conjuntamente en dos de estos proyectos, el proyecto BIRPLAST, que cuenta con el apoyo del programa HAZITEK del Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco. Y SEPARA, que cuenta con el apoyo del programa Misiones del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

La finalidad de estas dos investigaciones es contribuir a la economía circular Se busca con ellas reducir la generación de residuos y transformar los que se generen en recursos secundarios de alta calidad. El proyecto BIRPLAST, por ejemplo, tiene como objetivo crear una base de conocimientos para desarrollar procesos mejorados de reciclado termoquímico de residuos plásticos complejos para obtener materias primas circulares. Esta corriente de residuos se genera principalmente en el tratamiento de otros residuos, como los envases ligeros, los vehículos fuera de uso, los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

Por su parte, el proyecto SEPARA, busca transformar el sector de valorización de residuos para impulsar una economía circular efectiva en la industria. Con este proyecto se quieren sentar las bases para la transformación digital inteligente del modelo de gestión y tratamiento de los residuos de envases de plástico, latas y briks, comenzando por las plantas de selección.