SolarMente lanza una batería virtual para compartir el autoconsumo fotovoltaico

Más de 300.000 hogares en España se benefician del autoconsumo fotovoltaico, con un ahorro que puede llegar al 70 % de la factura eléctrica. Pero debido a la legislación actual, los titulares de estas instalaciones no siempre pueden aprovechar toda la energía que generan sus placas solares. La cleantech española SolarMente presenta un nuevo servicio de batería virtual que permite acumular la energía generada hasta reducir la factura a 0€ o consumirla en otra vivienda o local.

Con esta iniciativa, SolarMente pasa a convertirse en comercializadora de energía y refuerza su posición como proveedor integral de soluciones de energía limpia y eficiente que impulsa el uso de las renovables en España.

Cómo funciona el servicio de batería virtual

El servicio de batería virtual de SolarMente es gratuito y tiene un funcionamiento transparente para el usuario, que accede al mismo desde el momento en el que, además del autoconsumo fotovoltaico, contrata su suministro eléctrico con la comercializadora de la empresa.

Las placas fotovoltaicas instaladas en el hogar o la empresa producen electricidad que se consume en el propio inmueble, y el excedente se vierte a la red eléctrica. Este excedente se convierte en euros según las tarifas eléctricas vigentes y se almacena en la batería virtual del cliente durante un año. El dinero acumulado se descuenta de la factura mensual de electricidad, sin límites, lo que permite la posibilidad de reducir la factura incluso a los 0 €. La compensación se hace sobre la parte del consumo de la factura, aunque SolarMente también ofrece descuentos adicionales sobre los impuestos aplicables en función de la tarifa contratada.

Además, el saldo energético almacenado en la batería virtual también puede usarse para compensar la factura de una segundo inmueble, aunque no esté registrado a nombre del mismo titular. En el caso de los particulares puede tratarse de una segunda residencia, la vivienda de un familiar, etc. y, en el caso de una empresa, de otro local, almacén o nave industrial. El único requisito es que el inmueble también tenga contratado el suministro eléctrico con SolarMente.