envases monodosis

ADBioplastics desarrolla con Borges envases monodosis compostables para AOVE

La empresa ADBioplastics ha participado en el desarrollo de envases monodosis compostables para aceite de oliva virgen extra (AOVE) junto a un equipo de trabajo liderado por la empresa de aceites y aderezos Capricho Andaluz, perteneciente a Borges International Group.

Para estos envases monodosis se ha empleado bioplástico 100 % compostable a nivel industrial PLA-Premium desarrollado por ADBioplastics, que puede ser desechado en el contenedor orgánico. Estas monodosis se comercializarán en los próximos meses, inicialmente bajo las marcas Capricho Andaluz y Borges, con la previsión de lanzar nuevas referencias.

Borges trabaja a diario para reducir su impacto ambiental. La línea de productos TecnoBi consta de grados diseñados específicamente para el procesado mediante tecnologías de extrusión cast y soplado. Estos grados cuentan con el certificado OK Compost de la entidad certificadora TÜV Austria, que acredita que, en condiciones industriales, el material alcance la etapa de desintegración en un máximo de 3 meses.

Además, el material es apto para entrar en contacto con alimentos, de acuerdo con la legislación europea aplicable (FCM). Esto permite su empleo en aplicaciones de envases para productos alimentarios, bebidas, cosméticos y productos farmacéuticos, entre otros.

Otras ventajas del material incluyen la adecuación a los requisitos del producto a envasar y la línea de envasado. También destaca su rendimiento respecto al PLA virgen en los procesos de transformación, gracias a su procesabilidad en equipos convencionales, así como la mejora sustancial de las propiedades mecánicas del PLA virgen, alcanzando buenos acabados y una óptima transparencia.


mejillones

Cuerdas de base biológica para la producción de mejillones

El Centro Tecnológico GAIKER, miembro de Basque Research & Technology Alliance, BRTA, ha participado en el proyecto europeo BIOGEARS, que finalizó el pasado mes de abril. El resultado ha sido que las nuevas cuerdas de base biológica desarrolladas producen más mejillones que los modelos convencionales (fabricados con plástico de origen fósil). Además, este nuevo modelo de cuerdas biobasadas supone una reducción en la huella de carbono del 34 % por kg de mejillones producido.

Este proyecto surgió hace cuatro años con el objetivo de proporcionar al sector de acuicultura europeo productos innovadores (cuerdas de cultivo) y nuevas cadenas de valor en base a materiales biodegradables o procedentes de fuentes renovables para fomentar la sostenibilidad. Se han desarrollado nuevos materiales de origen biológico y se han diseñado y fabricado prototipos de cuerdas. Estos prototipos se han validado en instalaciones de Euskadi de acuicultura de mejillones en sistemas longline y de batea.

GAIKER, por su parte, ha colaborado en el desarrollo de los nuevos materiales de origen biológico biodegradables o compostables. Y también, junto con la empresa vasca ITSASKORDA, en la monitorización mecánica de las cuerdas durante el proceso de validación. Asimismo, ha sido responsable de la evaluación de la sostenibilidad mediante el análisis de ciclo de vida y del fin de vida de los productos desarrollados.

Los resultados

Los resultados obtenidos en esta investigación son muy positivos. Las nuevas cuerdas de base biológica se han probado durante un año en entornos de producción reales y se ha demostrado que admiten rendimientos de producción superiores a los de las cuerdas convencionales. Al mismo tiempo, mantienen sus características funcionales y su durabilidad en dicho período.

Además, las pruebas de biodegradabilidad han demostrado que estas cuerdas no se degradan en el agua del mar a menos de 20-30ºC. Las pruebas de compostabilidad han confirmado que las cuerdas de base biológica serán potencialmente compostables en condiciones de compostaje industrial. Esto supone una vía alternativa para su fin de vida, que también contribuye a la reducción de su huella de carbono.

El proyecto BIOGEARS

El proyecto BIOGEARS surge en 2019 con el fin de desarrollar y probar soluciones sostenibles, en base a nuevos materiales biodegradables y compostables en un contexto de economía circular.

Esta investigación buscaba aportar resultados que sirvieran de apoyo a la definición de políticas sobre basura marina y la utilización del plástico. Al mismo tiempo, proporcionar una solución a la falta de información relacionada con el uso de materiales de base biológica en el mar y la generación de microplásticos.

Es un proyecto financiado por la Unión Europea en su programa de investigación e innovación Horizonte 2020 (convocatoria EMFF-BlueEconomy-2018) bajo el número de contrato: 863708. Este proyecto ha sido liderado por el Centro Tecnológico AZTI y ha contado con la participación de las empresas ITSASKORDA y ERINN Innovation, así como de los Centros Tecnológicos GAIKER y CENTEXBEL.


bioplástico compostable 

ADBioplastics presenta un bioplástico compostable para envases

La empresa ADBioplastics presenta un innovador bioplástico compostable que puede emplearse en aplicaciones de envase de alimentos, bebidas, cosméticos y productos farmacéuticos.

Sobre el bioplástico PLA-Premium., Pablo Delfino, director de Desarrollo de Negocio de ADBioplastics, explica que este material “es biobasado porque procede de productos naturales como el maíz, la caña de azúcar y /o la remolacha, además de compostable, ya que se desintegra en un máximo de tres meses en condiciones industriales”.

Además, el certificado OK Compost de la entidad certificadora TÜV Austria verifica la compostabilidad del PLA-Premium, que también es apto para entrar en contacto con alimentos, de acuerdo con la legislación europea aplicable (FCM).

Con sede en Paterna (Valencia), ADBioplastics busca ofrecer una solución para packaging que permita cumplir con los requisitos de sostenibilidad europeos mediante su material, compuesto por un PLA virgen y un modificador de impacto desarrollado por ADBioplastics para potenciar las propiedades mecánicas del bioplástico PLA y mejorar en hasta 7 veces su resistencia.

Así, ha logrado obtener un bioplástico procesable en equipos convencionales, lo que evita un aumento de costes, con buena capacidad de sellado y buenos acabados, grabados y transparencia.

Además, la start-up ha desarrollado diferentes grados dirigidos a varias aplicaciones industriales (inyección soplado, inyección molde, extrusión de lámina para termoformado, extrusión cast y extrusión soplado de film y extrusión soplado de cuerpo hueco).


Cápsulas de café compostables

Cápsulas de café compostables

La empresa suiza CoffeeB presenta sus cápsulas de café compostables, diseñadas para su uso en su máquina Globle: Coffee Balls.

Cada bola de café monodosis está hecha de granos de café molidos y comprimidos, encapsulados en una carcasa exterior producida a partir de algas, una capa protectora de origen natural patentada por Delica. La mezcla y el tipo de tueste se graban con láser en esa carcasa, que es segura para los alimentos, transparente y sin sabor.

Este producto se une a las cápsulas de café compostables ya existentes, elaboradas con materias primas renovables, de origen vegetal. Mientras que las cápsulas de café de plástico o aluminio pueden tardar cientos de años en desaparecer, las compostables se convierten en abono en un corto periodo de tiempo, unos 90 días.


Niver

Cosmética con packaging compostable

Fundada en 1979, Nirvel cuenta con varias líneas de tratamiento capilar, cosmética facial y corporal. en el sector de cosmética profesional. ADCO (Adhesivos Coromina S.A.) ha colaborado con su Línea Naturals con la impresión de las etiquetas compostables  de toda la gama.

Fabricada con más del 90 % de ingredientes de origen natural, las etiquetas adhesivas son 100 % compostables, fabricadas a partir de pulpa de madera, siendo el material biodegradable y compostable así como su adhesivo.

Con sus envases reciclados y reciclables, Naturals ha ayudado a recuperar más de 169.000 bolsas de plástico del fondo de océanos, costas y riveras, colaborando con Ocean Waste Plastic by Pack Tech.