Lékué y OiKo

Lékué y OiKo Design Office desarrollan un proceso industrial de reciclaje de silicona

Foto: Oiko. Lékué y OiKo Design Office, con el apoyo de la Agencia de Residuos de Cataluña, se han unido  para desarrollar un proceso industrial pionero de reciclaje de silicona platino.

Este material, antes considerado no reciclable por ser termoestable, es esencial en la fabricación de la mayoría de los productos de Lékué por su resistencia y seguridad. Más de un año de intenso trabajo de I+D, liderado por OiKo en estrecha colaboración con los diversos departamentos de Lékué y su red de proveedores, ha permitido obtener novedosos materiales reciclados procedentes de residuos que antes acababan  en el vertedero.

Junto al trabajo de químicos e ingenieros de materiales, en OiKo incorporaron estudios sociológicos y de usuario. En la primera fase del proyecto, se hizo un estudio de usuarios para lograr la mayor participación y satisfacción de los consumidores en el proceso. También se evaluaron escenarios de logística inversa hasta dar con el más adecuado a nivel económico y ambiental. Así, se diseñó "Récupéra", el programa de recogida de productos Lékué al final de su vida útil, implementado como prueba piloto en diversos puntos de venta en Barcelona. Los clientes podían devolver  sus productos usados en contenedores especialmente diseñados, recibiendo recompensas para su próxima compra, y con la seguridad de que ese residuo daría vida a un futuro producto.

Segunda y tercera fase: desarrollo del proceso de reciclado y diseño emocional de materiales

El reciclado de un material como la silicona ha sido un reto técnico de grandes dimensiones. En las primeras etapas del proceso y debido a la tecnología utilizada, fue imposible lograr un contenido reciclado superior al 10 %.

Durante meses y gracias a un enfoque técnico y creativo, lograron una transformación de los residuos diferente que permitía, por primera vez, incrementar la cantidad de material reciclado utilizable. Progresivamente, pudieron subir del 10 al 20, del 20 al 30 y así, hasta el 50 % de silicona reciclada en cada producto.

Como siguientes acciones, a nivel industrial, una vez estabilizado el proceso de reciclado, se continúa estudiando la máxima cantidad de material reciclado que puede incorporarse, garantizando los mayores estándares de seguridad alimentaria en el caso de los productos destinados a cocción pero también de calidad percibida. Para ello, es importante entender cuál es la respuesta hacia los diferentes contenidos de material reciclado, el color, la textura…

En la etapa final del proyecto, como parte de la Barcelona Design Week, Oiko presentó junto a Lékué los resultados de reciclaje de silicona platino, acompañado de un workshop. El objetivo era validar este nuevo material desde la perspectiva experiencial del usuario. Los participantes pudieron calificar y describir sus percepciones personales sobre las cualidades del material. El éxito de este workshop y la positiva acogida del público representan un paso adelante en la iniciativa de Lékué para incorporar silicona platino reciclada en sus productos y un gran logro estratégico de OiKo Design Office como consultora especializada en diseño industrial y materiales circulares.


reciclado químico

Nueva planta piloto de Gaiker de reciclado químico

El Centro Tecnológico Gaiker, miembro de Basque Research & Technology Alliance (BRTA), junto a la empresa suiza POLYMETRIX AG, han desarrollado una tecnología y construido una nueva planta piloto para el reciclado químico de residuos de PET.

Este equipo posee un reactor químico de 150 L y una serie de etapas de post-tratamiento y purificación en discontinuo y en continuo. Esto le permite producir monómeros químicos de alta pureza, válidos para la síntesis de nuevo PET, incluso de grado alimentario. También, otros productos de alto valor añadido como resinas de PU, de poliéster insaturado, de pinturas, etc. Así, puede dar respuesta a las necesidades de diferentes sectores como el del reciclaje de residuos plásticos, la petroquímica y la síntesis de polímeros, mientras promueve la economía circular.

Gracias a esta planta, Gaiker puede evaluar la aptitud de los residuos de PET complejo para la producción de monómeros químicos de alta pureza y definir las bases de diseño para plantas industriales de tratamiento de estos residuos. Además, puede generar muestras de los diversos flujos del proceso para las diferentes etapas que permiten definir los parámetros de escalado y de calidad en cada una de ellas.

Empresas vascas y nacionales eligen a GAIKER como su agente tecnológico

La filial en el sur de Europa de la empresa multinacional Trienekens, pionera en el campo de la gestión integral de residuos, ha elegido a Gaiker como su agente tecnológico en varios proyectos de I+D en los que ha trabajado durante los últimos años.

Actualmente, trabajan conjuntamente en dos de estos proyectos, el proyecto BIRPLAST, que cuenta con el apoyo del programa HAZITEK del Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco. Y SEPARA, que cuenta con el apoyo del programa Misiones del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

La finalidad de estas dos investigaciones es contribuir a la economía circular Se busca con ellas reducir la generación de residuos y transformar los que se generen en recursos secundarios de alta calidad. El proyecto BIRPLAST, por ejemplo, tiene como objetivo crear una base de conocimientos para desarrollar procesos mejorados de reciclado termoquímico de residuos plásticos complejos para obtener materias primas circulares. Esta corriente de residuos se genera principalmente en el tratamiento de otros residuos, como los envases ligeros, los vehículos fuera de uso, los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

Por su parte, el proyecto SEPARA, busca transformar el sector de valorización de residuos para impulsar una economía circular efectiva en la industria. Con este proyecto se quieren sentar las bases para la transformación digital inteligente del modelo de gestión y tratamiento de los residuos de envases de plástico, latas y briks, comenzando por las plantas de selección.


Gaiker

Gaiker desarrolla un proyecto para recuperar la parte textil de los neumáticos

El Centro Tecnológico Gaiker, miembro de Basque Research & Technology Alliance, BRTA, ha sido el encargado de desarrollar el proyecto de SIGNUS FIBER2FIBER. El objetivo de este proyecto de Gaiker es investigar el aprovechamiento de la fracción textil procedente del reciclaje de neumáticos.

Los neumáticos están compuestos por caucho negro de carbono, acero, fibras textiles y gran variedad de productos químicos. Hoy en día no es posible incorporar la totalidad de sus componentes en la cadena de fabricación de nuevos neumáticos. En este contexto, surge el proyecto FIBER2FIBER, que pretende lograr la circularidad de las fibras textiles compuestas por poliésteres, para incorporarlas de nuevo a la cadena de producción.

Nuevas fibras textiles

Obtener la fracción de fibra textil libre de caucho durante el proceso de reciclaje de los neumáticos es muy difícil. Por ello, en esta investigación, en primer lugar, se han tenido que separar los distintos materiales que componen el residuo. Posteriormente, se puede valorizar la fracción textil compuesta principalmente por poliéster mediante reciclado químico vía solvólisis.

Con esta tecnología se han obtenido monómeros químicos aptos para ser reincorporados en la cadena de valor. Esto permite desarrollar nuevas fibras textiles adecuadas para ser utilizadas en la fabricación de nuevos neumáticos. Igualmente, se han recuperado los restos de la fracción de caucho presente en el residuo.

Un proceso en etapas

Para lograr este objetivo se han llevado a cabo las siguientes tareas:

  • Caracterización de los materiales procedentes de los neumáticos al final de su vida útil (NFVU) identificando los componentes presentes y su proporción.
  • Evaluación de diversos métodos de separación de las fracciones de materiales, como caucho, acero y fibra textil, presentes en el residuo para su posterior reciclaje.
  • Evaluación de la viabilidad técnica del reciclado químico vía solvólisis de la fracción textil que contiene el neumático.
  • Implantación de técnicas de reciclado aptas para la fracción textil procedente del neumático al final de su vida útil contribuyendo así al modelo de economía circular.
  • Reciclado químico de la fracción textil presente en los neumáticos al final de su vida útil, compuesta principalmente por poliésteres, para la obtención de su monómero químico mediante la despolimerización.
  • Verificación para el cierre de ciclo mediante la síntesis de nuevo poliéster a partir del monómero químicamente reciclado.

 

 


bioplásticos

Tecnologías de reciclado químico aplicadas a bioplásticos

El Centro Tecnológico AINIA está trabajando en tecnologías de reciclado químico aplicadas a bioplásticos, como alternativa de gestión y valorización de productos, en el marco del proyecto REVALORIZA. A partir de residuos de envases de biopolímeros. están desarrollando metodologías para la obtención de nuevos polímeros reciclados.

Los plásticos biobasados y biodegradables se perfilan como materiales altamente prometedores para mitigar el impacto ambiental generado por la industria del packaging. No provienen de fuentes fósiles, lo que disminuye el impacto medioambiental y su uso contribuye al avance de los objetivos de neutralidad de carbono establecidos por la Unión Europea para 2050. 

Sin embargo, se debe impulsar la implementación y desarrollo de tecnologías de reciclaje específicamente diseñadas para biopolímeros para contribuir a optimizar y reducir los costos de su producción, además de aumentar la disponibilidad de estos materiales en el mercado y su reciclaje.

Tecnologías de reciclado químico aplicadas a bioplásticos

Desde AINIA, en el marco del proyecto REVALORIZA, están abordando el desafío del reciclaje mediante la aplicación de tecnologías de reciclado químico aplicadas a bioplásticos. Con este fin, se emplean procesos de solvólisis química donde se logra descomponer estos materiales en sus unidades fundamentales – monómeros – de manera sostenible.

Los productos resultantes se pueden utilizar como materia prima de alta calidad en aplicaciones industriales de interés. También, para producir nuevos polímeros reciclados que pueden ser reintegrados en la formulación de plásticos.

Los resultados iniciales del proyecto son prometedores. Se ha logrado obtener productos a escala de laboratorio a partir de diversas fuentes de residuos de envases de biopolímeros. Además, se han optimizado los procesos con el objetivo de reducir el consumo energético, utilizando catalizadores no corrosivos y reutilizables.

Durante el proyecto, también han desarrollado un prototipo inicial de modelo teórico-computacional basado en Inteligencia Artificial (IA) y Aprendizaje Automático (ML), capaz de determinar propiedades de polímeros en función de su composición. Actualmente, se encuentra en proceso de entrenamiento y validación. El uso de este modelo permitirá el desarrollo racional de nuevos polímeros con propiedades predefinidas.

Escalado del reciclado químico de materiales contaminados o con impurezas 

La continuación del proyecto REVALORIZA incluirá mejoras en la tecnología de los procesos de solvólisis para el reciclado químico de plásticos y su extensión a otros plásticos. Se desarrollarán procesos de adecuación previa de envases que permitan el reciclado de materiales contaminados o con impurezas. El objetivo es el desarrollo racional y sostenible de polímeros con aplicaciones afines al packaging como los recubrimientos, films, envases, productos monouso etc.  

El proyecto ha contado con el apoyo y financiación de IVACE, junto al consorcio empresas, Se espera que los resultados obtenidos puedan contribuir a la transición hacia una economía circular y sostenible. 

 


Gaiker

Gaiker investiga el tratamiento circular de residuos plásticos

Gaiker, miembro de Basque Research & Technology Alliance, BRTA, investiga el tratamiento circular de residuos plásticos. La escasez de materias primas y la presión que hay sobre este mercado son los motivos por los que el Centro Tecnológico Gaiker inicia el proyecto UPPLAST, “Activación de la economía circular de residuos plásticos mediante upgrading de productos derivados de tecnologías termoquímicas”.

UPPLAST investiga nuevas tecnologías para aprovechar los residuos complejos con elevado contenido en plástico y transformarlos en nuevos plásticos o productos químicos de alto valor. El principal objetivo de este proyecto es contribuir en el tejido industrial vasco a la implantación y explotación comercial del tratamiento circular de residuos y rechazos con alto contenido en plástico mediante reciclado químico con pirólisis selectiva.

La idea es promover la economía circular y profundizar en el concepto Plastic2Plastic, para lo que se ahondará en diferentes puntos clave de la tecnología de pirólisis. Así, se trabajará en el tratamiento de residuos muy mezclados con PVC y aditivos halogenados y metales. También, en la producción de aceites de pirólisis libres de cloro y de sólidos con poco contenido volátil e inorgánico, en la recirculación de ceras  y la alimentación en continuo de materiales de diversas morfologías y densidades. Asimismo, se incidirá en el upgrading de los aceites para el aumento de su calidad y en el control y monitorización de todos los productos de reacción.

Además, este proyecto pretende implantar los procesos desarrollados en plantas optimizadas, eficientes y viables, ya que es lo que se demanda actualmente desde la eco-industria, ingenierías, refinerías y petroquímicas.

Fases del proyecto

Esta investigación se divide en cuatro fases. En la primera, se analizarán las diferentes corrientes de residuo y se caracterizarán y acondicionarán los residuos plásticos complejos y mezclados. Después, se desarrollará un proceso de pirólisis para tratar residuos plásticos complejos, provenientes de rechazos de clasificación de residuos de envases ligeros, plásticos industriales y excedentes de polipropileno y polietileno de líneas de producción. En tercer lugar, se investigarán herramientas de control de la calidad de los productos y se desarrollarán procesos de purificación avanzados. Por último, se estudiarán las principales corrientes de residuos plásticos de Euskadi que actualmente no se están valorizando de manera adecuada.


Gaiker desarrolla nuevas alternativas de reciclaje químico para la recuperación de residuos poliméricos.

Gaiker desarrolla nuevas alternativas de reciclaje químico para la recuperación de residuos poliméricos

Gaiker desarrolla nuevas alternativas de reciclaje químico para la recuperación de residuos poliméricos. Se trata del proyecto SusChemPol, en el que participa el Centro Tecnológico Gaiker, miembro de Basque Research & Technology Alliance, BRTA, junto a 3 centros CSIC y 4 empresas relacionadas con la gestión de residuos y el sector químico.

SusChemPol, financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y la Agencia Estatal de Investigación, responde al reto para la química de polímeros de desarrollar materiales reciclables y procesos que permitan el reciclaje de los residuos poliméricos de forma eficiente, convirtiéndolos en sus materias primas de partida, es decir, obtener monómeros o productos como las fracciones de petróleo crudo mediante reciclaje químico.

Los polímeros producidos a partir de materias primas monoméricas generadas por vías químicas mantienen sus propiedades y recuperan valor gracias a la incorporación en los ciclos productivos de materiales que antes eran residuos y a la disminución, por lo tanto, del impacto que se genera sobre el medio ambiente. Sin embargo, la capacidad actual del reciclaje químico requiere ir un paso más allá para establecer una economía de polímeros ideal, ya que las prestaciones de esos polímeros deben satisfacer demandas de diversas aplicaciones de alto nivel, como la síntesis de recubrimientos y resinas a partir de materiales reciclados.

Para lograr una solución a esto se inicia el proyecto SusChemPol (2021-2024), con el fin de desarrollar alternativas de reciclaje químico rentables y sostenibles con potencial escalable para recuperar tres tipos de residuos poliméricos: los poliésteres, el poliestireno y sus derivados, y el caucho. Otros objetivos son: diseñar estrategias de síntesis alternativas para producir polímeros que puedan reciclarse y reutilizarse, evaluar el “upcycling” del material de los monómeros reciclados y renovables transformándolos en polímeros nuevos más sostenibles, recubrimientos o productos de alto valor añadido, y desarrollar modelos predictivos para evaluar la calidad de los monómeros/aceites reciclados químicamente.

Gaiker, como experto en el desarrollo de materiales poliméricos sostenibles y en tecnologías de reciclaje mecánico y químico, se encargará durante esta investigación de tres actividades. En primer lugar, despolimerizará residuos de PET (plástico resistente, versátil y reciclable que se utiliza para fabricar envases y tejidos sintéticos) mediante glicólisis catalítica para así producir monómeros y oligómeros aplicables como materia prima en la formulación de nuevas resinas y materiales. En segundo lugar, realizará el análisis para construir un modelo predictivo del rendimiento y selectividad de la reacción, llevará a cabo diferentes pruebas de pirólisis con poliestireno y residuos reales que contienen polímeros estirénicos. Y, por último, sintetizará nuevos poliésteres a partir de precursores reciclados químicamente, como son los ácidos dicarboxílicos renovables.